Entrevista a Tomás Guanipa

21 May 2020 - 3:00 a. m.

“Acciones como Gedeón no hacen parte de la estrategia opositora venezolana”: Tomás Guanipa

Tomás Guanipa, embajador de Juan Guaidó en Colombia, habla con El Espectador sobre la actualidad de la oposición venezolana, cuestionada por los hechos que rodearon la denominada “Operación Gedeón” y se defiende de las críticas que han recibido en las últimas semanas.
Jesús Mesa

Jesús Mesa

Periodista

El diputado Tomás Guanipa asumió como embajador de Juan Guaidó en Colombia en un momento difícil. El político venezolano llegó a Bogotá poco antes de que se declarara la emergencia por el coronavirus en el país y durante estos meses ha tenido que ver no solo cómo sus compatriotas sufren la crisis, sino también cómo aumentan los cuestionamientos contra la oposición venezolana por los hechos que rodearon la fallida Operación Gedeón, en la que participaron algunos de los asesores de Guaidó.

En entrevista con este diario, Guanipa habla sobre su trabajo en Colombia, niega la participación de Guaidó en Gedeón y hace un llamado a cerrar filas para rodear al líder opositor venezolano. También dice que acciones como las que rodearon esa operación militar hacen más daño que bien.

¿En qué se ha centrado su trabajo desde que llegó a Colombia?

Nuestra labor tiene un alto contenido político, por la necesidad de cambio que tenemos en Venezuela. En ese sentido, hemos estrechado relaciones con el Gobierno colombiano y trabajado temas que tienen que ver con el cerco democrático que hay que hacerle a Nicolás Maduro, no solamente con el Gobierno, sino con miembros del Congreso y también con otras instituciones. También estamos trabajando en la atención a la diáspora venezolana, que en Colombia es numerosísima, y que tiene muchas necesidades. A aquellos que, por la pandemia no han podido seguir trabajando y a los que han sido desalojados. Por último, también hemos ayudado a esos compatriotas que por diferentes circunstancias han buscado regresar a Venezuela, coordinando con las alcaldías y los poderes locales para que puedan tener un regreso ordenado. En definitiva, son varias cosas.

En medio de esta pandemia, son varias las voces que han pedido que se abra un canal de comunicación con Venezuela. ¿Qué opina usted?

Nosotros somos respetuosos del Gobierno de Colombia y de sus decisiones. Creemos que en un momento como este es lógico que haya fronteras cerradas. Pero hay que recordar que las relaciones con Venezuela no las rompió Colombia, sino el régimen de Maduro.

El Parlamento dio el martes un voto de confianza a Juan Guaidó, que venía siendo cuestionado. ¿Sigue siendo el indicado para liderarlos?

Sí, creo que es la persona indicada para liderar este tránsito hacia un desenlace político y un cambio en Venezuela. Creo que él ha tenido mucha fortaleza y coraje para aguantar toda la presión que ha venido de parte del régimen de Nicolás Maduro y cuenta con el apoyo mayoritario de la sociedad democrática venezolana. Y en ese sentido, creo que es lógico darle el respaldo. Lo que sí es importante es revisar la estrategia. Ir cambiándola, ir modificándola según vaya siendo necesario. Por ello, nosotros creemos que este es buen momento para el relanzamiento de la unidad democrática en Venezuela y que ese relanzamiento tenga un objetivo muy claro, que es lograr la transición de que tanto hemos hablado.

No obstante, hay hechos como el de la Operación Gedeón, que lastiman la imagen de Guaidó, de la oposición venezolana y del mismo Gobierno de Colombia. ¿Qué sabían de esto?

Nosotros no teníamos información ni tampoco el Gobierno de Colombia. Existían rumores que venían dados de las mismas cosas que decía el gobierno de Nicolás Maduro. Recordemos que hace unos meses fueron encontradas una serie de armas y una persona que las llevaba en territorio colombiano. De manera que quien lo detiene es el Gobierno de Colombia; lo que deja claro que no tenían participación alguna en esto. Pero cuando escuchamos declaraciones del régimen de Nicolás Maduro, que quería acusar al Gobierno de Colombia de eventos que no habían ocurrido. Al parecer ellos tenían una información que desconocíamos. Es decir, fue una operación totalmente infiltrada por el régimen.

Y al haber sido infiltrada por el régimen, dejó de ser una operación que tenía vínculos reales con la búsqueda de una salida democrática en el país. Más bien, fue una especie de espectáculo que fue preparando el gobierno de Maduro, que fue quien consiguió la financiación y los recursos para eso. Por eso era muy difícil que nosotros pudiéramos tener información sobre ese tema, hasta que se dio pues la declaración de Clíver Alcalá. Usted dice que no participaron y que la operación fue infiltrada, pero J. J. Rendón, uno de los exasesores de Guaidó, aceptó pagar US$50.000 para financiarla. ¿Al fin qué?

La actuación de este estratega político, que fue asesor del gobierno interino, fue absolutamente personal y no involucró en nada al presidente Guaidó. Lo hizo de forma secreta, sin consultarlo con nadie. Entiendo, además, que lo que él firma no tiene nada que ver con lo de la operación. Pero lo cierto del caso es que esta es una situación absolutamente irregular que trajo como consecuencia su salida del gobierno interino. Y creo que fue lo correcto, porque acciones de ese tipo lo que logran es hacernos retroceder en la lucha que tenemos por lograr un cambio en Venezuela.

Le recomendamos: El “gringo” que quiere derrocar a Maduro

Pero esta operación ha hecho a varios cuestionar los metodos “extremos” de la oposición…

Es importante aclarar que esta operación no fue liderada por la oposición venezolana. Hay individualidades que participaron en ella, como este exasesor del presidente interino, que lo que demuestra es que hay algunos que están actuando a su propio entender sin formar parte de una estrategia opositora. Nuestra estrategia es absolutamente democrática y se trata de lograr un cambio en Venezuela, con una elección libre. Por lo tanto, operaciones de este tipo, tan mal planificadas, tan mal hechas y totalmente controladas y filtradas por el gobierno, es evidente que no forman parte de la estrategia opositora.

La imagen de Guaidó se ha visto lastimada por cuenta de errores como estos por parte de la oposición. ¿Han pensado en soluciones?

Todos los miembros de la unidad debemos estar actuar con transparencia para impedir que acciones de este tipo puedan repetirse. También tener un mínimo sistema de inteligencia, para poder prever cualquier evento de este tipo que pueda dañar la reputación y la imagen del gobierno interino. LoAhora, es muy complicado que nosotros podamos tener control de personas que irregularmente se reúnen y hacen este tipo de planificaciones. importante es que se sepa que nuestra estrategia es una sola y es lograr un cambio pacífico, político y electoral en Venezuela. Eso sí, tener cuidado con las personas que nombramos en nuestro entorno, tanto desde el gobierno interino como en las embajadas, para evitar que personajes como este estratega político, que reconoció haber firmado estos documentos, pues no se conviertan en personas que hagan daño.

Los eventos de las últimas semanas pareciera que volvieron a evidenciar algunas grietas en la oposición, pues Guaidó recibió críticas de figuras como Henrique Capriles, Antonio Ledezma y María Corina Machado. ¿Otra vez están divididos?

Creo que lo que ha pasado es que ha habido una especie de guerra sucia, de rumores donde se inventan conversaciones que no han existido, declaraciones que no se han dado, tratando de generar una suerte de conflictividad interna. Y si se refiere al documento en el que un partido político pidió explicaciones sobre estos hechos, pues creo que eso es algo legítimo y sensato en un momento como este. Pero insisto en que no ha habido en ninguno de esos líderes ningún tipo de campaña, ánimo de descrédito ni de crítica al liderazgo de Juan Guaidó. Yo creo que nosotros en Venezuela tenemos totalmente claro y tenemos la madurez suficiente para entender que nadie puede solo y que todos somos necesarios.

Cambiando de tema, usted llega a la Embajada de Colombia a reemplazar a Humberto Calderón, quien salió en unas turbias circunstancias. ¿Se sabe algo de la investigación que él lideraba sobre hechos de corrupción en Cúcuta?

Con el embajador Humberto Calderón tenemos una excelente relación y creemos que hizo un trabajo con mucho tino durante el tiempo que estuvo en Colombia. Respecto al tema de la investigación de lo que ocurrió en Cúcuta, es algo que hoy está a la orden de la Fiscalía de Colombia. Lo que decida finalmente la Fiscalía lo vamos a respaldar y a acompañar.

Pareciera que el tema venezolano ya cansa dentro de la opinión pública en Estados Unidos y Colombia. ¿Se puede reactivar ese interés?

Creo que, a nivel de los gobiernos, tanto Estados Unidos como el de Colombia, la libertad de Venezuela sigue siendo crucial. Lo sentimos en cada reunión que tenemos con el Gobierno colombiano, en el que sentimos una gran solidaridad, pero también un compromiso y una resiliencia por lograr un cambio. Lo mismo del gobierno de Estados Unidos, que ha mostrado un compromiso absoluto con la causa.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X