7 Jul 2020 - 3:24 p. m.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, da positivo por coronavirus

El mandatario brasileño, cuestionado por su manejo de la emergencia sanitaria, anunció a través de una alocución por televisión que contrajo el virus.

Redacción Mundo

Internacional

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció este martes que dio positivo por coronavirus tras recibir los resultados de las pruebas que se realizó el día de ayer.

“Resultó positiva”, dijo Bolsonaro, portando una mascarilla, a un grupo de periodistas en una rueda de prensa que se transmitió por televisión nacional.

Luego de reportar algunos síntomas, como fiebre y tos seca, el mandatario anunció el lunes que se sometería a una prueba para comprobar o descartar la presencia del COVID-19 en su cuerpo.

Puede leer: Presidente de Brasil se somete a tercera prueba de COVID-19

“Comenzó el domingo con una breve indisposición”, dijo el propio mandatario a periodistas en su residencia oficial, quien aseguró que se siente “perfectamente bien”.

Bolsonaro estuvo el lunes por la tarde en el hospital de las Fuerzas Armadas, donde le detectaron fiebre de 38 grados. Se realizó entonces una resonancia magnética en sus pulmones para verificar si sus órganos estaban comprometidos.

El Ministerio de Comunicaciones afirmó a través de un comunicado que Bolsonaro “se mantiene en buen estado de salud”.

El mandatario, de 65 años, ya se había hecho anteriormente tres pruebas para detectar el coronavirus. En mayo, fue obligado por la Corte Suprema a entregar los resultados, que dieron negativo.

Tras el anuncio de que se había realizado el test, Bolsonaro informó que estaba tratándose con hidroxicloroquina, un medicamento que ha defendido desde el comienzo de la pandemia, a pesar de que no hay evidencia científica de su efectividad.

Le recomendamos: El laberinto de Jair Bolsonaro

“Confieso que creí haberlo contraído hace unos meses atrás”, pero “no esperaba que esto hubiera ocurrido conmigo”, explicó Bolsonaro, quien ha cancelado su agenda para los próximos días y permanecerá en cuarentena en su casa, aunque aclaró que no sabe “estar quieto”, por lo que seguirá despachando mediante videoconferencias.

Desde el inicio de la pandemia, Bolsonaro ha minimizado los efectos de la enfermedad, a la que consideraba como “una gripecita” y ha participado en varios eventos públicos sin usar tapabocas, además de criticar las medidas de aislamiento social implementadas en varios estados de su país.

El sábado, Bolsonaro publicó fotos en las redes sociales en las que se lo ve con el rostro descubierto junto a varios ministros y al embajador de Washington en Brasilia, durante un almuerzo de celebración del Día de la Independencia de Estados Unidos.

Todos posaron abrazados para fotos, sin máscaras, y se mostraron alrededor de una mesa sin protección alguna, lo que ha llevado al diplomático a someterse también a un test de coronavirus, según confirmaron a la Agencia EFE fuentes de la embajada estadounidense.

Asimismo, se han sometido a pruebas todos los ministros que han estado con el mandatario en los últimos días y su familia, que ya desde la semana pasada se preocupa con la salud de una abuela de la esposa de Bolsonaro, de 80 años e internada con COVID-19.

Y este lunes vetó otros dos artículos de la ley sobre el uso de mascarillas en lugares públicos para enfrentar la pandemia en Brasil, segundo país en número de muertos y de casos confirmados, después de Estados Unidos.

Según el último balance oficial, de este lunes, 1,6 millones de personas fueron contaminadas y 65.487 murieron de covid-19 en Brasil.

Temas relacionados

Jair BolsonaroBrasilCromos
Comparte: