Publicidad
10 Mar 2021 - 12:44 p. m.

Legalización de la marihuana: la Cámara baja de México votará hoy

Tras años de lucha cívica y legal, los diputados mexicanos se disponen a aprobar este miércoles un proyecto que legaliza la marihuana con fines recreativos y podría convertir a México en un gigantesco mercado.
Un grupo de senadores mexicanos celebra la aprobación del uso lúdico de la marihuana en el debate de ayer.
Un grupo de senadores mexicanos celebra la aprobación del uso lúdico de la marihuana en el debate de ayer.
Foto: JOSE PAZOS FABIAN

La legalización de la marihuana recreativa en México puede dar un paso importante hoy, cuando los diputados de la Cámara baja voten. La iniciativa, que también busca regular el empleo científico e industrial del cannabis, ya fue avalada en el Senado en noviembre. Según algunas organizaciones sería un duro golpe a problemas estructurales que vive el país, como la violencia y el narcotráfico.

Además, se trata de un hito para México: “Esta ley va a permitir el autocultivo, el cultivo comunitario, a través de cooperativas y finalmente la producción nacional”, explica la activista Genlizzie Garibay, conocida como ‘Polita Pepper’. El texto, sin embargo, podría volver momentáneamente al Senado para una nueva votación, pues los diputados modificaron gran parte del contenido. Eso sí, con un oficialismo de izquierda dominando ambas cámaras parece difícil que haya un revés importante.

La propuesta mantiene elementos como la portación lícita de hasta 28 gramos de marihuana por persona, además de permitir el cultivo casero de máximo ocho plantas. Dispone además que los menores de 18 años no pueden acceder al cannabis y prohíbe consumirlo en áreas de trabajo u oficinas.

Puede leer: Senado de México aprueba despenalización del uso de la marihuana

Entre las modificaciones destaca la negativa de los diputados a crear un instituto regulador del flamante mercado, como propuso el Senado. La responsabilidad recaería en la Comisión Nacional contra las Adicciones (CONADIC), del ministerio de Salud.

México, de 126 millones de habitantes, podría convertirse así en el mercado de marihuana más grande del mundo, considerando además que el pasado 12 de enero el gobierno reglamentó su uso medicinal.

“En teoría sí va a crear el mercado legal más grande del mundo por la capacidad de producción que tiene México, porque la marihuana crece en condiciones naturales sin las inversiones energéticas que se hacen, por ejemplo, en Canadá”, sostiene Lisa Sánchez, directora de la oenegé México Unido Contra la Delincuencia.

Otros expertos ya le habían advertido hace un tiempo a este diario que podría ser un primer momento para desarticular las consecuencias del narcotráfico. Santiago Roel, director de la organización Semáforo Delictivo, aseguró: “El 80 % de los homicidios en México son ejecuciones de mercado de drogas. Es muy puntual la causa, es muy específica y por lo mismo es muy puntual la solución que hemos estado planteando nosotros desde hace muchos años y que es solamente la regulación del mercado de drogas, lo que puede bajar estos índices. La única manera de resolver esto es regulando las drogas, que es quitándoles el negocio, el dinero y quitándoles el incentivo para las muertes, que terminan siendo el Whatsapp del narco, pues mandan mensajes con esto”.

Además, agregó: “Llevamos muchos años de fracaso, de estrategia equivocada y ya es momento de cambiarla. Desafortunadamente el nuevo presidente insiste en hacer más de lo mismo, le está apostando a la Guardia Nacional, que no es otra cosa que un ejército vestido de policía y a sus programas sociales. Pero Guardia Nacional o Ejército es lo mismo y es lo que hicieron sus antecesores sin ningún éxito; al contrario, complicaron aun más las cosas”.

Criminalización

Activistas alertan, sin embargo, que la norma mantiene la criminalización del consumo del cannabis, que seguiría en la lista de sustancias prohibidas por la Ley de Salud mexicana, y no despenaliza su posesión en cantidades superiores a los 28 gramos autorizados. “La producción será legal, la venta también, pero la posesión todavía estará sujeta a la amenaza de uso policial, multas y posibles detenciones”, advierte Sánchez.

A su juicio, si bien la normativa abre la posibilidad de crear una cadena de valor, la persecución seguirá pesando sobre usuarios y pequeños productores. “No soluciona uno de los principales problemas en México: la mala utilización de recursos de seguridad y justicia” destinados a castigar a estos grupos, agrega.

La regulación de la marihuana surge en cumplimiento de un fallo de la Suprema Corte de octubre de 2019, que declaró “inconstitucional la prohibición absoluta” de su consumo lúdico o recreativo. El máximo tribunal había dictado desde 2015 una serie de sentencias que consideraban ilegal prohibir dichos usos a mayores de edad.

Negocio

Aunque opina que México está “entrando tarde en la discusión”, Garibay, también directora de la oenegé Cannativa, considera que la ley es “un paso adelante” para la sociedad, productores y consumidores. La legislación convertirá a México en el tercer país en legalizar el cannabis a nivel nacional para uso recreativo después de Uruguay y Canadá.

Pero el articulado también puede ser un obstáculo para que campesinos de zonas marginadas y pobres -productores históricos y víctimas colaterales del combate al narcotráfico- entren al negocio legal, señalan las oenegés.

Advierten que las normas de etiquetado, producción y requisitos para obtener semillas son el estándar para empresas establecidas, pero no para los productores tradicionales. Adicionalmente, la incursión de la industria legal abre un flanco peligroso: la reacción de los cárteles, actuales dueños del negocio.

Síguenos en Google Noticias