Publicidad
5 Oct 2022 - 8:16 p. m.

Liz Truss agitó los mercados en Reino Unido, ¿se avecina otra crisis en su partido?

El ministro de Hacienda de Liz Truss, Kwasi Kwarteng, presentó un “minipresupuesto” que alteró los mercados en el Reino Unido: las tasas de interés se dispararon y la libra se desplomó al nivel más bajo frente al dólar desde 1985. El partido de la primera ministra ya se enfrenta a la ola de críticas de los británicos.
La primera ministra británica, Liz Truss, durante la conferencia de ayer en la que dijo, entre otras cosas: "Siempre que hay cambio, hay disrupción. No todos estarán a favor. Pero todos se beneficiarán del resultado: una economía en crecimiento”.
La primera ministra británica, Liz Truss, durante la conferencia de ayer en la que dijo, entre otras cosas: "Siempre que hay cambio, hay disrupción. No todos estarán a favor. Pero todos se beneficiarán del resultado: una economía en crecimiento”.
Foto: EFE - ISABEL INFANTES

Después de varios días de conferencias caóticas del Partido Conservador en Birmingham, y de las encuestas de opinión nefastas para los tories, la primera ministra, Liz Truss, trató de darles la cara a los británicos este miércoles: “Necesitamos hacer las cosas de manera diferente. Siempre que hay cambio, hay disrupción. No todos estarán a favor. Pero todos se beneficiarán del resultado: una economía en crecimiento”. Sin embargo, la libra cayó frente al dólar estadounidense tras el discurso. ¿Es muy tarde para reparar el daño dentro de su partido?

Tras pocos días de asumir el cargo, el ministro de Hacienda de Truss, Kwasi Kwarteng, presentó un “minipresupuesto” que proponía alrededor de US$184 mil millones en nuevos gastos, así como los mayores recortes de impuestos en medio siglo. En su propuesta, se habría eliminado el impuesto sobre la renta del 45 % a quienes ganan más de 150.000 libras en un año, así como un recorte en los impuestos sobre la compra de viviendas y la decisión de no aumentar los impuestos corporativos.

Le puede interesar: De paria a actor clave en la escena internacional, ¿qué está pasando con Venezuela?

Los mercados reaccionaron muy mal: las tasas de interés se dispararon, la libra se desplomó al nivel más bajo frente al dólar desde 1985, y el Banco de Inglaterra tuvo que intervenir para evitar una crisis financiera. “El objetivo era impulsar el crecimiento en una economía al borde de la recesión, pero el gobierno no indicó cómo lo pagaría, ni proporcionó evidencia de que los recortes de gastos e impuestos realmente funcionarían”, escribió David McMillan, profesor de Finanzas de la Universidad de Stirling, en The Conversation.

  • 💷💷💷 Un dato: Un estudio del King’s College London, que examinó 50 años de recortes de impuestos para los más ricos en economías avanzadas, y publicado por el New York Times, encontró que esos recortes no tuvieron un efecto significativo en el crecimiento económico o el desempleo, “y aumentaron la desigualdad de ingresos”, se lee en la publicación del diario estadounidense.

Finalmente, después de 10 días de agitación económica, Truss tuvo que echarse para atrás y abandonar el elemento más polémico de su plan: la propuesta de eliminar la tasa máxima del impuesto sobre la renta. “Los recortes de impuestos y los incentivos fiscales para promover la inversión y la empresa están muy bien, si se diseñan de manera inteligente. Pero por ahora, las perspectivas de crecimiento a largo plazo no vienen al caso”, escribió Karla Adam, corresponsal en Londres del Washington Post.

La sensación entre los británicos es que Truss no dimensiona la crisis real: una inflación que se acerca a un máximo histórico, una recesión que podría durar hasta 2024, según explicó el Banco de Inglaterra, y una confianza del consumidor que está en el piso. Muchos países enfrentan un panorama similar, pero el Reino Unido está acumulando cada vez más problemas.

Le puede interesar: ¿Cómo adelantar la cita de la visa a Estados Unidos?

“El principal golpe para los británicos fue el Brexit, que fue impulsado en gran medida por el Partido Conservador. Lo vemos en el día a día con la escasez en la mano de obra y con la inflación. Londres era el principal centro bursátil de Europa y eso lo perdió. Hasta los ingresos de los pescadores se han reducido notablemente por las dificultades para sacar el pescado hacia el continente”, le comentó a este diario Mauricio Jaramillo Jassir, profesor de la Universidad del Rosario.

David McMillan agregó que desde la crisis financiera de 2008, el Reino Unido ha sufrido una menor productividad, sin olvidar que también tiene un déficit de balanza de pagos, “lo que significa que el país importa muchos más bienes y servicios de los que exporta, con un déficit comercial de más del 5 % del producto interno bruto”.

¿Se acerca una nueva era?

Todo este peso ahora recae sobre el Partido Conservador. La opinión pública del partido cayó entre 20 y 30 puntos en las últimas dos semanas. “Este es el cambio de encuestas más dramático en mi vida”, dijo Chris Curtis, jefe de encuestas políticas del Opinium Research, al Washington Post. De hecho, una encuesta de YouGov publicada este martes arrojó que Truss ya es menos popular que Boris Johnson en su peor momento. Aquí los resultados. ⬇️⬇️⬇️

Mauricio Jaramillo comentó que la situación de los conservadores empezó a empeorar desde el Brexit. “La legitimidad del partido se ha venido desplomando paulatinamente. Primer error, la pésima decisión de David Cameron de acudir a una consulta. El segundo, Theresa May al no haber podido concertar un acuerdo y, por último, haberle entregado el poder a Boris Johnson. Ahora, el golpe definitivo es esta salida en falso sobre los impuestos de Liz Truss”, comentó el analista, que menciona otro factor clave: la llegada de un laborismo renovado.

Le puede interesar: Ofertas de empleo en Canadá con salario de 18 millones de pesos, ¿cómo aplicar?

“El Partido Laborista podría lograr unos niveles de popularidad cercanos a los que llegó a tener Tony Blair. Estamos frente a un escenario que podría significar una nueva era”, sostuvo Jaramillo. De hecho, Karla Adam mencionó que si se celebraran elecciones en este momento, el Partido Laborista ganaría, según datos de las encuestadoras. Y el asunto es que, como ella lo menciona, los conservadores son conocidos por deshacerse de los líderes que ya no parecen ganadores de votos, como ocurrió con Boris Johnson.

“Se necesita una líder con fuerte respaldo para hacer frente a temas como la aplicación del protocolo posbrexit de Irlanda del Norte y un nacionalismo que está reviviendo en Escocia, por ejemplo. El asunto es que uno se da cuenta de que esta debilidad se puede reflejar en una mala gestión”, agregó Jaramillo.

Will Jennings, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Southampton, le comentó al Post que si los conservadores se mantienen en los niveles actuales en las encuestas, los miembros del parlamento “se preocuparán mucho. Nunca se debe presumir demasiado sobre el futuro político, pero ciertamente es evidente que se encuentra en una situación difícil. Recuperar el apoyo de sus parlamentarios y votantes será un tremendo desafío”.

👀🌎📄 ¿Ya se enteró de las últimas noticias en el mundo? Le invitamos a verlas en El Espectador.

Aún queda un largo camino por recorrer. Por un lado, se supone que Truss no podría enfrentar un voto de censura en su primer año en el cargo. “Además, se vería muy mal para el partido si sustituyen a otro primer ministro sin elecciones”, escribió Ben Sill, de Bloomberg. Sin mencionar que las próximas elecciones serán en 2025, por lo que, por ahora, ni el Partido Conservador ni la primera ministra están en peligro inmediato.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.