13 Jul 2021 - 12:03 a. m.

Magnicidio en Haití: La empresa en Miami que contrató a mercenarios colombianos

Los colombianos detenidos, y señalados de participar en el asesinato del presidente Jovenel Moïse, dijeron que habían estado en Haití durante al menos tres meses, y que fueron contratados por CTU Security, una empresa dirigida por el venezolano Antonio Enmanuel Intriago Valera, según el Miami Herald.

Redacción Mundo

Internacional

Los colombianos detenidos en Haití, y señalados de presuntamente participar en el asesinato del presidente Jovenel Moïse, dijeron a una fuente consultada por el Miami Herald que fueron contratados por la empresa CTU Security ubicada en Miami.

“Una persona que entrevistó a los colombianos detenidos en Haití le dijo al Miami Herald que los hombres afirmaron haber sido reclutados para trabajar en Haití por una firma en Doral llamada CTU Security, dirigida por el venezolano Antonio Enmanuel Intriago Valera”, se lee en la publicación del diario estadounidense.

Los detenidos dijeron que estuvieron en Haití durante al menos tres meses, y que fueron contratados por unos 3.000 dólares al mes para proporcionar servicios de seguridad. “No está claro si sabían o creían que los líderes de la CTU estaban al tanto del complot”, se lee en artículo del Miami Herald.

Le puede interesar: Haití: ¿Quién es Emmanuel Sanon, supuesto autor intelectual del magnicidio?

Hasta el momento, las fuerzas de seguridad nacional de Haití detuvieron a 19 personas, entre ellos 17 colombianos y dos haitiano-estadounidenses, sospechosas de haber participado en el asesinato de Moïse, informaron las autoridades del país. Los dos haitiano-estadounidenses, James Solages, de 35 años, y Vincent Joseph, de 55, le dijeron a un juez que fueron contratados como traductores, pero no revelaron quién era su empleador, dijo el juez Clément Noël al Miami Herald.

“La CTU de Intriago está registrada formalmente como Unidad Contra el Terrorismo Federal Academy LLC, y fue incorporada en Florida en 2019 bajo su nombre, y ha presentado informes anuales en los dos años sucesivos”, informó el diario estadounidense. Una fuente, que dice haber conocido a Intriago en Venezuela, le informó a ese medio que el hombre era conocido por proporcionar armas de fuego, repuestos para armas de fuego, y equipo militar y policial como chalecos antibalas.

Los registros de licencias del estado muestran que Intriago está autorizado para brindar servicios de seguridad y portar un arma de fuego.

Le puede interesar: ¿Por qué EE. UU. no quiere enviar tropas a Haití?

“Los registros públicos lo vinculan a una pequeña residencia de tres habitaciones a pocas cuadras de la I-95 cerca de Miami Northwestern High. La base de datos de votantes de Venezuela muestra que permanece registrado para votar allí a través del consulado en Miami. La página de Facebook de Intriago proporciona una línea de tiempo; lo muestra apareciendo llegar a Estados Unidos alrededor de 2009 y trabajando inicialmente con sistemas de alarma”, dice la publicación del mismo medio.

El artículo del Miami Herald se dio a conocer luego de que las autoridades en Haití informaron este domingo que tres hombres habían sido detenidos como presuntos autores intelectuales del asesinato del presidente Jovenel Moïse. Uno de ellos es Christian Emmanuel Sanon, de 63 años, médico de origen haitiano que vive hace muchos años en Florida, Estados Unidos.

Le puede interesar: El rompecabezas del asesinato del presidente de Haití

Sanon llegó a Haití en un avión privado con objetivos políticos, según informó el jefe de la policía haitiana, Léon Charles. Se había puesto en contacto con una empresa de investigación para reclutar a los mercenarios. Interrogatorios realizados a los colombianos detenidos el miércoles permitieron a la policía saber que Christian Emmanuel Sanon había reclutado a los 26 integrantes del comando a través de una empresa de seguridad venezolana llamada CTU, con sede en Florida.

A esta información se suma que Leon Charles dijo en una entrevista que los sospechosos confirmaron que trabajaban para una empresa “con sede en Estados Unidos y Colombia. Trabajaron con los dos haitianos estadounidenses y un médico de alto perfil aquí“, informó el Miami Herald.

Comparte: