Publicidad
26 Nov 2020 - 1:14 a. m.

Donald Trump lo hizo de nuevo: indultó a exasesor que sabía demasiado

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció este miércoles que indultó a su exasesor de Seguridad Nacional Michael Flynn, quien se declaró culpable en 2017 de mentir al FBI sobre sus contactos rusos.
Michael Flynn, exasesor de Seguridad de Donald Trump, quien aceptó haber mentido sobre el papel de Rusia en las elecciones de 2016. / AFP
Michael Flynn, exasesor de Seguridad de Donald Trump, quien aceptó haber mentido sobre el papel de Rusia en las elecciones de 2016. / AFP

Una de las cosas que en Estados Unidos se esperaba de los últimos días de las presidencia de Donald Trump acaba de suceder: le concedió el indulto a Michael Flynn, exasesor de Seguridad Nacional, quien reconoció haber mentido a las autoridades sobre el papel de Rusia en las elecciones de 2016, que ganó el magnate republicano.

Ver más: Los días que aún tiene Trump para poner de cabeza al mundo

El indulto, que se esperaba, se produjo a pocas semanas del fin de la presidencia de Trump, marcada por las acusaciones de que había supervisado y buscado encubrir un peligroso esquema de cooperación con Rusia.

“Es un gran honor para mí anunciar que el general Michael T. Flynn ha recibido un indulto total”, tuiteó el mandatario republicano, que abandonará la Casa Blanca el 20 de enero.

Flynn fue el primer allegado del presidente investigado por sospechas de colusión entre Moscú y el equipo de campaña del multimillonario republicano en 2016.

Esa investigación empañó los dos primeros años del mandato de Trump, pero se cerró con una ausencia de pruebas de connivencia entre Rusia y el entorno del presidente.

El general Flynn participó en la campaña ganadora del republicano y tuvo luego intercambios confidenciales con el embajador ruso en Washington Serguéi Kisliak, en diciembre de 2016. El FBI lo interrogó el 24 de enero de 2017, cuando ya era asesor de Seguridad Nacional, pero ocultó esos contactos.

A raíz de eso tuvo que dimitir por haber mentido también al vicepresidente Mike Pence. En 2017, se declaró culpable de perjurio y aceptó colaborar con la investigación sobre el caso ruso. Pero en 2019 cambió de abogados y de estrategia de defensa, y desde entonces pedía la anulación del juicio, declarándose víctima de una manipulación.

Ver más: Otros dos polémicos indultos de Trump

En mayo, el Departamento de Justicia, dirigido por Bill Barr, uno de los aliados más sólidos de Trump, decidió abandonar las acciones judiciales contra él, una decisión muy inusual cuando el acusado ha reconocido su culpabilidad.

Una nueva administración podría haber reabierto el caso, pero el indulto de Trump cierra definitivamente esa posibilidad. Los demócratas expresaron su indignación por el indulto de Flynn, que se produjo cuando el juez a cargo de su caso se negó a los esfuerzos del Departamento de Justicia por retirar la causa.

Otros perdones polémicos

Trump ya lo había hecho. En julio de este año, le conmutó la pena de prisión de su amigo Roger Stone, sentenciado en febrero a 40 meses de cárcel por obstruir una investigación del Congreso vinculada a la trama rusa. Con esta decisión, Stone, de 67 años, evita ir a prisión.

Ver más: El perdón de Roger Stone

Stone, parte de la exitosa campaña presidencial de 2016 de Trump, fue arrestado en enero de 2019 por cargos presentados por el entonces abogado especial Robert Mueller como parte de la investigación acerca de la interferencia rusa.

Fue acusado de mentir en su testimonio al Congreso sobre su rol como intermediario entre la campaña de Trump y WikiLeaks, que publicó documentos pirateados que avergonzaron a su rival demócrata, Hillary Clinton, durante la carrera a la Casa Blanca. Stone fue condenado por siete cargos en noviembre y fue sentenciado en febrero.

En febrero, el turno era para dos amigos corruptos de Trump: Rod Blagojevich, condenado a 14 años de prisión por corrupción al intentar ‘vender’ el escaño del Senado que Barack Obama dejó libre y a Edward DeBartolo Jr., condenado por un escándalo de fraude.

Trump también perdonó a Bernard Kerik, que era comisionado de policía de Nueva York en el momento de los ataques del 11 de septiembre de 2001. Kerik se declaró culpable en 2009 de fraude fiscal, pero había sido liberado de prisión en 2013.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.