13 Jun 2021 - 7:05 p. m.

Se acaba la era Netanyahu en Israel: llega Naftali Bennet

Benjamin Netanyahu fue indestronable durante 12 años; ninguna coalición para sacarlo del poder daba resultados. Hasta este domingo que La Knéset (Parlamento) le dio un voto de confianza al equipo formado por el líder opositor Yair Lapid y el jefe de la derecha radical Naftali Bennett.

Redacción Mundo

Internacional

Esta coalición heterogénea (dos partidos de izquierda, dos de centro, tres de derecha y una formación árabe) logró la mayoría necesaria para sacar a Netanyahu el poder. “La mañana del cambio”, tuiteó Lapid, cuya coalición debería asumir las riendas del poder formalmente el lunes.

Le puede interesar: ¿Quién es Naftali Bennet?

El primer ministro saliente publicó por su parte en la misma red social una foto con el difunto rabino Menachem Mendel Schneerson, quien le deseaba “éxito” en sus luchas.

Netanyahu, de 71 años, está siendo juzgado desde hace un año por presunta corrupción. Las protestas para pedir su dimisión se venían sucediendo, la última de ellas el sábado por la noche. Frente a su residencia oficial en Jerusalén, los manifestantes no esperaron al voto en el Parlamento para celebrar la “caída” del “rey Bibi”, el apodo de Netanyahu, que fue jefe de gobierno de 1996 a 1999 y sin interrupción desde 2009.

Saludo de Biden a Neftali

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, felicitó el domingo al primer ministro israelí entrante, Naftali Bennett, después de que una alianza de partidos destituyera a Benjamin Netanyahu y formara un nuevo gobierno.

“Felicito al primer ministro Naftali Bennett, al primer ministro suplente y al ministro de Asuntos Exteriores Yair Lapid, y a todos los miembros del nuevo gabinete israelí”, dijo Biden en un comunicado.

“Espero trabajar con el primer ministro Bennett para fortalecer todos los aspectos de la estrecha y duradera relación entre nuestras dos naciones. Israel no tiene mejor amigo que Estados Unidos”.

Los retos del nuevo gobierno

No le faltarán retos al nuevo gobierno, como una marcha prevista el martes de la extrema derecha israelí en Jerusalén Este, un sector palestino ocupado por Israel.

Le puede interesar: Netanyahu, un maestro de la supervivencia política

El movimiento islamista Hamás, en el poder en Gaza, un enclave palestino bajo bloqueo israelí, amenazó con tomar represalias si esta marcha tiene lugar cerca de la Explanada de las Mezquitas, en un contexto de extrema tensión por la colonización israelí en Jerusalén.

El 10 de mayo, Hamás lanzó una salva de cohetes contra Israel en “solidaridad” con los palestinos heridos en enfrentamientos con la policía israelí en Jerusalén, lo cual desembocó en un conflicto de 11 días con el ejército israelí. Terminó gracias a un alto el fuego fomentado por Egipto, pero las negociaciones para alcanzar una tregua sostenible fracasaron. Resolverlo será otro de los retos del ejecutivo.

Comparte: