Publicidad
23 Dec 2021 - 2:00 a. m.

¿Una guerra comercial en Irlanda del Norte? La crisis que acorrala a Boris Johnson

A la derrota en las elecciones locales, las fiestas en Downing Street y las confusas restricciones por la pandemia se suma un asunto que el primer ministro no ha podido resolver tras la firma del Brexit. La indecisión sobre el Protocolo de Irlanda del Norte podría desencadenar otro desencuentro que anticiparía la salida de Johnson.
María Paula Ardila

María Paula Ardila

Periodista Mundo
El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, durante una sesión de control en la Cámara de los Comunes.
El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, durante una sesión de control en la Cámara de los Comunes.
Foto: Agencia EFE

Hace 37 años la prensa británica publicó una fotografía difícil de olvidar: el Ejército Republicano Irlandés (IRA) estalló 50 kilogramos de explosivos en el Gran Hotel de Brighton, a orillas del canal de la Mancha, donde los tories británicos se alojaban durante la celebración de su reunión anual. El objetivo: matar a la primera ministra británica, Margaret Thatcher. Aunque no lo lograron, sí dejaron un amargo recuerdo de The Troubles, un período de más de 30 años de violencia entre los unionistas, leales a la corona británica, y los nacionalistas, partidarios de una Irlanda unificada, que se pelearon el destino de Irlanda del Norte.

La escena cobra relevancia ahora, porque si algo había que proteger en las negociaciones del Brexit era el Acuerdo del Viernes Santo, un documento firmado en 1998 que puso fin a ese conflicto que dejó más de 3.500 muertos, pero que ahora pende de un hilo. ¿La razón? Las diferencias entre Reino Unido y la Unión Europa (UE) sobre el Protocolo de Irlanda del Norte, un acuerdo que es parte del Brexit. Sin mencionar el caos dentro del gobierno de Boris Johnson, que sufrió un golpe bajo tras la renuncia de su ministro del Brexit, David Frost.

Síguenos en Google Noticias