Sofía Vergara y su vientre de alquiler

La colombiana confirma que quiere tener un hijo con Nick Loeb, pero lo hará mediante un vientre de alquiler.

Sofía Vergara y Nick Loeb en los premios Sag 2013.
Sofía Vergara y Nick Loeb en los premios Sag 2013.AFP

Sofía Vergara ha confirmado su deseo de darle un hermano a Manolo a través de un vientre de alquiler, un método del que ya se venía especulando en relación a sus planes de futuro con Nick Loeb pero del que la colombiana nunca había hablado abiertamente. Sin embargo, la barranquillera ha roto finalmente su silencio y ha asegurado sin disimulo que lleva varias semanas sometida a una estricta dieta para generar los mejores óvulos que su cuerpo pueda producir.

"Tengo que tener mucho cuidado con lo que como ahora, porque están congelando todos mis óvulos. Quieren hacerse con tantos óvulos como se puedan conseguir, para así tener más opciones de que el procedimiento de resultado. En mi caso, no tengo ningún problema con la cantidad, pero muchas veces la calidad de los óvulos no es la deseable. Tienen que ser perfectos y yo quiero que sean los mejores", desveló Vergara a la edición estadounidense de la revista Vogue.

La protagonista de 'Modern Family' no se extiende demasiado a la hora de ofrecer detalles sobre la que sería su segunda maternidad pero, teniendo en cuenta que las conjeturas sobre el feliz acontecimiento no han dejado de sucederse en las últimas semanas, es probable que tanto Nick Loeb como Sofía Vergara hayan acordado acudir a una de sus mejores amigas en común para que porte en su vientre al próximo retoño de la pareja. Sin embargo, y a pesar de que crecerá dentro de otra persona, genéticamente el bebé será de la pareja.

"Está claro que biológicamente el niño será de Sofía y de Nick, pero han elegido un vientre de alquiler que corresponde a una de las personas de mayor confianza de la pareja. La edad de Sofía no aconseja un embarazo natural a estas alturas, y para evitar riesgos innecesarios, han contado con la inestimable ayuda de una generosa amiga en la que pueden confiar plenamente", describía una fuente cercana a la pareja al diario The New York Post.

La llegada de la esperada noticia ayudará a reforzar la solidez de su relación sentimental con Loeb, con quien Sofía Vergara está comprometida desde el año pasado. Aunque la pareja siempre ha presumido de la complicidad y la buena química que existe entre ellos, la prensa se ha hecho eco en los últimos meses de varios episodios que pondrían en duda la aceptación de Nick Loeb en el círculo más íntimo de la estrella.

Además del supuesto bochorno que causarían a la colombiana y a sus allegados las salidas de tono de su prometido -entre otras cosas, Loeb protagonizó un mediático altercado en Nochevieja que dejó a Sofía con el vestido roto y el pecho al descubierto--, los amigos de la estrella estarían convencidos de que el estadounidense solo querría pasar por el altar con la actriz para satisfacer sus intereses económicos.

"No tiene ni idea de hasta qué punto Nick está intentando hacerse con el control de su carrera y sus finanzas. Trata más a Sofía como a un cajero automático que como a su futura esposa. Y el problema es que Sofía es una mujer muy confiada y pasional, está enamorada ciegamente y no se imagina las intenciones reales que tiene su prometido. Está a punto de cometer el mayor error de su vida", aseguraba una fuente cercana a la exuberante actriz hace unos meses.

Un hermano para Manolo

Vergara admite además que su hijo solía gritarle a viva voz que tuviera otro bebé para dejar de ser la única víctima del carácter sobreprotector de la estrella.

"Yo siempre he sido una madre que se preocupa demasiado por su hijo y, cuando Manolo era pequeño, solía pedirme a gritos que por favor tuviera otro bebé para poder desviar mi atención de él por un momento".

Además de hablar abiertamente de los efectos que provocó en su conducta el hecho de criar a su hijo en solitario, ya que el nacimiento de su primer bebé se produjo poco antes de romper su matrimonio con Joe González, la colombiana desvela otros reproches lanzados por su primogénito durante los complejos años de la adolescencia. A Manolo todavía le cuesta aceptar que su nombre provenga de uno de los personajes más controvertidos de la violenta película 'Scarface' -protagonizada por Al Pacino-y esa peculiar elección le ha valido a la actriz algún que otro rifirrafe con su, por otra parte, inseparable hijo.

"Cuando Manolo ya era lo suficientemente mayor como para ver esas películas, no paraba de meterse conmigo por mi decisión de llamarle igual que el personaje que interpreta Steven Bauer en 'Scarface'. Solía decirme sin ningún pudor: 'Guau, mamá, qué acertado por tu parte llamarme como un tipo que es un camello y un drogadicto'. Yo no podía contenerme de la rabia y le soltaba: 'Por Dios, Manolo, cállate de una vez'", bromeó la cotizada artista.

La entrada de Manolo en la vida adulta ha hecho que Sofía pueda concentrarse en su vida en común con el empresario Nick Loeb, con el que planea su segunda boda y con quien apuesta por adentrarse de nuevo en la maternidad. Aunque su prioridad actual consiste en alimentarse correctamente para producir "los mejores óvulos" que su cuerpo pueda generar, la protagonista de 'Modern Family' también sorprenderá en los próximos meses con un esperado enlace que le provoca tanto entusiasmo como el anillo de prometida que recibió de su pareja.

"Simplemente me encanta mi anillo, me parece que es perfecto. Si hubiera sido más grande no podría llevarlo todos los días como hago ahora, y si hubiera sido más pequeño no sería tan espectacular. Pesa bastante, la verdad, pero no pienso quitármelo del dedo ni para ir a hacer ejercicio en el gimnasio", contaba anteriormente la actriz.