La plataforma de las grandes marcas

Una vez más, las compañías de confección y diseño se hicieron presentes en Colombiamoda para hacer negocios, lanzamientos y repuntes de sus productos. Aquí un balance de esta edición.

La confección y el diseño nacional tuvieron su fiesta durante los cuatro días de Colombiamoda 2009. Los más reconocidos diseñadores sacaron sus mejores galas y las más importantes marcas de jeanswear, ropa deportiva, formal, íntima y vestidos de baños hicieron presencia en imponentes estands y pasarelas demostrando cómo la feria ha logrado una verdadera sinergia entre la moda de alta costura, con la moda más masiva y accesible.

Las marcas comerciales son el músculo financiero del sector, los grandes movilizadores de la moda y la confección nacionales y por eso, con más ahínco que en otros años, estuvieron haciéndose visibles durante este evento. “Estuvimos frente a una feria incluyente que ofreció a los empresarios diferentes espacios para comunicar su marca desde lo emotivo en las pasarelas, desde su producto en los estands comerciales y materializando transacciones en la rueda de negocios”, explica Carlos Eduardo Botero Hoyos, director ejecutivo de Inexmoda.

Algunas marcas como Reebook y Wrangler exploraron las pasarelas de modas para convertir en show sus nuevas apuestas de diseño. Reebook recurrió a una de las estrategias más eficaces: echó mano de un reconocido diseñador de modas, Carlos Valenzuela, y le entregó sus prendas, su expertisse y su tecnología para que creara una colección llena de glamur, estilos alternativos y elegancia. La pasarela se convirtió en el lienzo de grafiteros y artistas urbanos y en ella la ropa deportiva se abrió a una nueva fase. “Nuestro ingreso a Colombiamoda fue más promocional. Más que vender zapatillas, queríamos posicionar y reposicionar una marca que no sólo hace ropa para sudar, sino que hace ropa cómoda, de mucho glamur y alternativa, una marca que en realidad es un lifestyle”, asegura Mauricio Giraldo, coordinador de mercadeo y publicidad para la marca en Colombia. “Esta apuesta que venimos haciendo desde hace rato, la oficializamos a través de nuestra pasarela y de diferentes estrategias de marca con las que logramos transformar la mirada del público objetivo, que pudo darse cuenta de los nuevos valores y apuestas”, concluye Giraldo.

Por su parte, la marca Wrangler, que ha convertido el western americano en un ícono de la moda, también estrenó pasarela. Los aires del country y el desenfado del cowboy se hicieron espectáculo para transformar los básicos de armario. “Nosotros aprovechamos Colombiamda el año pasado como plataforma de lanzamiento de nuestra marca al mercado colombiano. Este año se trató más de reforzar nuestras innovaciones y diseños, de ampliar nuestra penetración”, comenta Felipe Bernal, gerente de Wrangler, que cuenta con 11 tiendas propias en las principales ciudades del país. Además de promoción, el estand le sirvió a esta compañía de sportwear para lograr un acercamiento con su consumidor final. “Fue impresionante ver cómo con tan solo un año en el mercado le hemos podido llegar tanto a la gente, tuvimos visitas muy interesantes, consumidores finales que pudieron conocer la marca y comentarios muy positivos sobre la colección”.

Otras marcas, como Gef, por el contrario, prefirieron abrirse a nuevas oportunidades comerciales con un atractivo montaje de dimensión tecnológica. Unaor de mercadeo y publicidad para la marca en Colombia. “Esta apuesta que venimos haciendo desde hace rato, la oficializamos a través de nuestra pasarela y de diferentes estrategias de marca con las que logramos transformar la mirada del público objetivo, que pudo darse cuenta de los nuevos valores y apuestas”, concluye Giraldo.

Por su parte, la marca Wrangler, que ha convertido el western americano en un ícono de la moda, también estrenó pasarela. Los aires del country y el desenfado del cowboy se hicieron espectáculo para transformar los básicos de armario. “Nosotros aprovechamos Colombiamda el año pasado como plataforma de lanzamiento de nuestra marca al mercado colombiano. Este año se trató más de reforzar nuestras innovaciones y diseños, de ampliar nuestra penetración”, comenta Felipe Bernal, gerente de Wrangler, que cuenta con 11 tiendas propias en las principales ciudades del país. Además de promoción, el estand le sirvió a esta compañía de sportwear para lograr un acercamiento con su consumidor final. “Fue impresionante ver cómo con tan solo un año en el mercado le hemos podido llegar tanto a la gente, tuvimos visitas muy interesantes, consumidores finales que pudieron conocer la marca y comentarios muy positivos sobre la colección”.

Otras marcas, como Gef, por el contrario, prefirieron abrirse a nuevas oportunidades comerciales con un atractivo montaje de dimensión tecnológica. Una serie de coloridas y luminosas imágenes virtuales aparecieron en diferentes sitios de la ciudad y en el recinto ferial, durante los días de Colombiamoda, creando un escenario mágico, donde lo real se mezcló con lo virtual y en donde hologramas de modelos y bailarines ratificaron los valores de una marca que durante 31 años ha vestido a Colombia y Latinoamérica.

El container de Levi’s también sacudió la feria y subió los ánimos. Esta vez la marca de más de 150 años de jeanswear llegó a Colombiamoda para hacer un lanzamiento por lo grande: mostrar, por primera vez en el país, la esencia de la campaña Go Forth. “La participación de Levi’s en esta feria estuvo enmarcada en el concepto ‘Sigue Adelante’, con el cual le apuntamos a la era del cambio, y a esta generación de jóvenes que miran al futuro y que apuestan por un nuevo mundo”, explican voceros de la marca.

Hubo también marcas que le apostaron a convertir su estand en una vitrina para el consumidor nacional e internacional, como fue el caso de Everfit. “La marca se renovó hace un año en su concepto, en su logo, e incluyó la línea femenina. Lo que quisimos fue darles a conocer a todos nuestros compradores y potenciales clientes esas renovaciones”, asegura Verónica Gil, la gerente de marca. La apuesta resultó exitosa y no sólo en las fronteras nacionales. “Hubo mucho compradores interesados en la marca y el producto, y tuvimos además algo más de 25 clientes interesados en llevar nuestros diseños a diferentes países”, añade Gil, para quien el mayor éxito de la feria estuvo representado en la cuidadosa selección de invitados y compradores nacionales e internacionales que hizo Inexmoda, que alejó a la feria de un evento masivo familiar y la acercó más a su función comercial.

Después de oír los balances se puede concluir que esta versión de la feria fue testimonio de que después de 20 años de trabajo arduo en el sector, las grandes marcas siguen creyendo en Colombiamoda y viéndola como una plataforma ideal para hacer repuntes de marca, lanzamientos de colección, promoción y contactos estratégicos y comerciales con compradores nacionales e internacionales.

 

Temas relacionados