Se empieza a normalizar la operación aérea en San Andrés

Aires, Aero República y Avianca esperan en cinco días se restablezca el 100% de operaciones.

Si bien es cierto que las radioayudas de por lo menos 20 de los 48 aeropuertos a cargo de la Aerocivil, entre ellos el de San Andrés, no han sido calibradas por el avión de la autoridad aeronáutica, esto no significa que causen problemas a la seguridad aérea, ya que emiten una señal para que el avión confirme que va por la ruta trazada.

Así lo señaló el subdirector de la Aerocivil, coronel Donald Tascón, quien explicó que hay recomendaciones de la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional) para hacer este tipo de calibraciones anualmente, pero que los ajustes también se pueden hacer de manera manual, como regularmente se ejecuta en los diferentes aeropuertos.

El funcionario anotó que la causa para no haber realizado este procedimiento es que el avión especializado en este tema estuvo fuera de uso durante seis meses, ya que los motores tuvieron que ser reparados.

Tascón señaló que está presupuestada no sólo la calibración de las radioayudas, sino su modernización, planes que se deberán ejecutar en este gobierno.

El coronel Tascón explicó que los investigadores terminaron la recolección de las pruebas para determinar las causas del accidente del avión de Aires que provocó el cierre del aeropuerto Gustavo Rojas Pinilla de San Andrés durante 50 horas.

Con la remoción de los escombros de la aeronave siniestrada se reanudaron este miércoles al mediodía las operaciones en la isla.

De acuerdo con los voceros de Aires, Aero República y Avianca, se espera que en cinco días se normalicen las operaciones desde y hacia la isla de San Andrés.

Entre tanto el presidente de Cotelco, Juan Alberto Cabal, explicó que los hoteleros están corriendo las reservas para normalizar la actividad turística en la isla.

Luego del siniestro de Aires, la Aerocivil, las aerolíneas, los controladores aéreos y el personal de aire y tierra iniciarán unas mesas de trabajo para solucionar problemas que podrían perjudicar el buen desempeño de las operaciones.