Solórzano y Sanmiguel no estaban en coordenadas entregadas por Farc

No hay extensión automática de plazo para liberaciones. Gobierno decide si otorga una nueva zona para la entrega de los secuestrados. Piedad Córdoba no se pronuncia.

El designado del gobierno, Eduardo Pizarro León Gómez, sin ocultar su molestia por lo hechos, dijo en una improvisada rueda de prensa que cuando llegaron al sitio de las coordenadas entregadas por las Farc en una zona al sur del Tolima, se enteraron que Guillermo Solórzano y Salín Sanmiguel estaban en el departamento del Cauca, por lo que no fue posible su liberación.

"Las Farc han cometido un acto que nos escandaliza", dijo de manera airada Pizarro, para hacer énfasis en que la misión llegó al sitio señalado por el grupo guerrillero y no encontró a los dos uniformados.

"Los movieron más allá de la coordillera, es una actitud extraña y que molesta al Gobierno", dijo el facilitador, para luego señalar que a las seis de la mañana se reanudarán las operaciones militares en la zona.

"Mañana se tomará una decisión para las futuras liberaciones", puntualizó.

El facilitador señaló que este lunes probablemente el Comité Internacional de la Cruz Roja, Cicr, planteará una nueva zona de liberación, seguramente en el departamento del Cauca.

Un poco más temprano Christophe Beney, jefe de la delegación del CICR en Colombia había confirmado que infortunadamente, la entrega del capitán de la Policía Guillermo Solórzano y del cabo primero del Ejército Salín Antonio Sanmiguel Valderrama no fue posible durante esta operación como estaba previsto. “Es un momento muy difícil para los familiares que estaban esperando sus seres queridos. Esperamos que esta misión humanitaria se pueda cumplir pronto para que ellos puedan reunirse”, dijo.

La exsenadora Piedad Córdoba había informado desde su cuenta de la red social Twiter que ya le pidió al presidente Juan Manuel Santos que autorice extender la suspensión de las operaciones militares, que se retomarían desde las 6:00 de la mañana de este lunes. Sin embargo, PIzarro confirmó que no habría una extensión automática del plazo para las liberaciones y que este domingo en la noche se analizará la situación en la Casa de Nariño.

Tras la rueda de prensa de Pizarro, Piedad Córdoba anunció por Twitter que no se pronunciaría sobre el tema y que esperará los anuncios del gobierno de Juan Manuel Santos al respecto.

"No daré declaraciones, el gobierno nacional de @juanmansantos explicará los hechos. Estoy segura q pronto los veremos libres" (sic), advirtió.

María Cristina Riveros, vocera del Comité Internacional de la Cruz Roja, Cicr, informó hacia las dos y treinta de la tarde que la comisión humanitaria liderada por la senadora Piedad Córdoba ya se encontraba en compañía del agente Carlos A. Ocampo, en la que se constituyó en la única entrega de las tres programadas para este domingo 13 de febrero.

Inicialmente, fuentes cercanas a la operación humanitaria señalaron que las difíciles condiciones climáticas retrasarían la entrega de Ocampo, por cuanto el helicóptero tuvo que aterrizar en una unidad militar ubicada en el municipio de Chaparral a la espera de que el clima permitiera obtener mejor visibilidad para continuar con las liberaciones. 

“Hemos tenido unas pequeñas dificultades q se están resolviendo. En este momento vuelvo a apagar el celular, reiniciamos liberaciones”, dijo en la mañana  Córdoba a través de su cuenta en Twitter .

[email protected] necesitamos sus buenas energías, sus oraciones para q todo salga bien. Viva la libertad, la vida y la paz (…) hemos tenido unas pequeñas dificultades q se están resolviendo. En este momento vuelvo a apagar el celular, reiniciamos #liberaciones” (sic), agregó.

Esta etapa de liberaciones -que estaba programada para culminar este domingo- permitió la liberación de cuatro secuestrados; tres de ellos hacían parte del grupo anunciado oficialmente por las Farc y la exsenadora Córdoba y uno más que fuen anunciado sorpresivamente en la últimas horas.

El miércoles fue entregado a la misma misión humanitaria el concejal Marcos Baquero y, el viernes, al concejal Armando Acuña y al infante de Marina Henry López.

La misión humanitaria que recogería a los tres últimos de seis secuestrados liberados por las Farc partió a las 9:30 am. del aeropuerto de Ibagué, donde la exsenadora Piedad Córdoba comentó que le pedirá al presidente Juan Manuel Santos, autorización para hablar de paz con la guerrilla. 

El inicio de la operación humanitaria, liderada por Córdoba y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), se retrasó casi una hora con respecto a lo programado debido a una densa niebla, que obligó a suspender durante un tiempo las operaciones en el aeropuerto Perales de Ibagué.

Guillermo Solórzano y Salín Sanmiguel integran el grupo de los cinco secuestrados cuya liberación sin condiciones anunciaron en diciembre pasado las Farc, que ya entregaron el miércoles pasado al concejal Marcos Baquero y el viernes al también concejal Armando Acuña y al infante de marina Henry López.

La liberación de Ocampo no estaba prevista y fue anunciada este mismo sábado por la exsenadora.

Desde Ibagué y poco antes de partir, Córdoba escribió en Twitter que, una vez concluido este proceso de liberaciones, buscará una reunión con Santos para analizar la "entrega" de los que aún siguen secuestrados y "posibilidades de acercamiento" con las Farc y la también guerrilla del ELN.

Por su parte, Santos ha criticado duramente estos días a las Farc por su "doble moral", al denunciar que continúan con el secuestro (el miércoles raptaron a dos contratistas, uno de los cuales fue liberado ya) a la vez que realizan liberaciones como las de esta semana.

El mandatario acusó ayer a la guerrilla de hacer "un show mediático" con las entregas de secuestrados y adelantó que revisará la política de autorizar liberaciones "gota a gota" como estas últimas.

Los dos concejales liberados esta semana, Baquero y Acuña, también han pedido a Santos que dialogue con la guerrilla, pero el Gobierno mantiene la postura de que, como paso previo, las Farc deben abandonar el terrorismo y el secuestro.

De los tres rehenes que volverán a la libertad este domingo, Solórzano, mayor de la Policía, es quien lleva más tiempo cautivo, puesto que fue secuestrado el 4 de junio de 2007.

Sanmiguel, cabo del Ejército, es rehén de las Farc desde el 23 de mayo de 2008, mientras que Ocampo, patrullero de la Policía, lleva cautivo desde el 27 de diciembre de 2010.
 

250643

2011-02-13T19:30:02-05:00

article

2013-11-04T15:44:42-05:00

none

Posconflicto

Solórzano y Sanmiguel no estaban en coordenadas entregadas por Farc

68

7800

7868