Emprenden guerra contra grafitis en centro histórico de Bogotá