Víctimas de ataques con ácido les relataron a congresistas sus tragedias