El Burj Khalifa es el nuevo reto de altura para estos deportistas