Yo nunca he dicho una brutalidad: Natalia París