Niño de 7 años apareció muerto en un potrero del sur de Bogotá