Analistas dicen que en Chocó solo hay promesas incumplidas