Dejarse tragar por una anaconda ¿una 'hazaña' fallida?