Cuidado con los falsos discapacitados que piden limosna en la calle