Hasta sombras de maquillaje y tornillos figuran en listas escolares