Colombia, uno de los países donde se pagan las medicinas más caras del mundo