Intolerancia hecha violencia en Bosa