El actor de talla pequeña que quiere convertirse en un gigante del cine