Dos mujeres terminaron a los golpes por un ajiaco