En tan solo 5,25 segundos este joven armó el cubo de Rubik