Cultivos ilícitos aumentaron, sobre todo donde no hay fumigación aérea: EE. UU.