Funcionarios del Senado falsificaron títulos profesionales para lograr ascensos