Excampeón mundial de boxeo ahora vende pasteles de yuca para sobrevivir