Rectora de colegio del caso Sergio Urrego, con casa por cárcel