Con ataudes y velorios, Transmilenio busca evitar 'colados'