Dos policías evitaron que ocho perros murieran en incendio