Estado Islámico ejecutó a opositor sirio con una bazuca