Kim Kardashian posó como Marilyn Monroe para portada de Vogue