Indignación por policías que duermen en la calle tras atentados de las Farc