Tradición religiosa en El Carmen de Bolívar casi termina en tragedia