En promedio, bogotanos pasan 16 días al año dentro de un bus