Las muñecas de la suerte de Tailandia, ¿una superstición?