Una reducida selección olímpica de Rusia viaja a Rio