Los atletas rusos, fuera de Río pero con juegos propios