Manifestantes desafían toque de queda en Charlotte, EE.UU.