Trump se vuelve caricatura en la Ciudad de México