Ella es Noelia Garella, la primera maestra con síndrome de Down en Argentina