Francia inició demolición del campamento de Calais, del que fueron desalojados miles de refugiados