Muerte del fundador del Movimiento de Izquierda, otra mentira de la dictadura chilena