Con pastor evangélico en la Alcaldía de Rio, la izquierda sale del mapa electoral de Brasil