A pesar de sus diferencias, Obama y Trump se reunirán en la Casa Blanca