40 manifestantes ocupan uno de los recintos del Congreso de Brasil