El presidente de Vietnam fue el último mandatario que se reunió con Fidel Castro