Por: Mario Morales
El país de las maravillas

¿Bienvenida a Duque?

Fue triste tradición de la guerrilla despedir al presidente saliente y darle la bienvenida al entrante con el recrudecimiento de los actos violentos. Pretendía ser una manifestación de fuerza y presencia que costó la vida y la tranquilidad a muchos colombianos.

Los tiempos han cambiado, pero las tácticas del miedo no. De esa guerrilla hoy quedan unos líderes vacilantes que están aprendiendo a tumbos a hacer política. Pero sus prácticas han sido heredadas por fuerzas oscuras que hoy pretenden viciar el ambiente en el comienzo del nuevo gobierno.

La seguidilla de asesinatos de líderes sociales, amenazas a periodistas y líderes de opinión, y matoneo en redes sociales a cuantos piensen distinto, obedece a la perversa estrategia de generar una atmósfera que presione al presidente entrante a extremar medidas y recortar libertades, y que facilite su aceptación por parte de la opinión pública arrinconada y atemorizada.

El pretendido caos es pretexto para exigir mano dura desde el comienzo en la idea de construir un nuevo enemigo, una vez que las Farc y el castrochavismo cumplieron su ciclo fantasmal. Por eso, quien primero debe tomar distancia y condenar esas acciones de tinte terrorista, debe ser el nuevo presidente y sus funcionarios afines con la política de orden público, comenzando por el flamante Mindefensa, que despierta resquemores por su desconocimiento del sector y por la distancia y tono crítico frente al proceso de paz.

Poco ayuda el periodismo que interpreta el desmadre en las regiones sin Dios ni ley, asociándolo a la refundación de las Farc. Esa guerrilla ya dejó de existir. En honor a la verdad y a la precisión, las acciones de los violentos que no entraron en el acuerdo de paz están asociada a bandas criminales y delincuencia común que requieren otra denominación y otra explicación.

El problema no está en el tono crítico frente al nuevo gobierno; en eso consiste a la democracia. El reto está en la convivencia, en medio de la diferencia, entre quienes ganaron y perdieron las elecciones. Ojalá el nuevo presidente lo haga posible.

www.mariomorales.info y @marioemorales

También le puede interesar: ¿Otra ley para beneficiar a los mafiosos? 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Mario Morales

Diez razones, 100 días

Esos oscuros intereses

Somos mayoría

No los toman en serio

Constructores de ruinas